Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

TRATAMIENTOS PARA PIEL SENSIBLE Y/O CON TENDENCIA A LA CUPEROSIS

Sensitive Skin

PIEL SANA Y SIN ROJECES

Hidratación profunda con un efecto desestresante y protector que corrige los problemas de una piel sensible y generando una piel con aspecto sano y sin rojeces. Aporta gran tonicidad y una regeneración de forma rápida y eficaz. Las pequeñas arrugas se disimulan y la piel se alisa.

Soluciones de alta tolerancia para tratar las pieles más frágiles y sensibles. Potencian los sistemas de defensa de la piel, función barrera y microbiota. Soluciones especialmente diseñadas para tratar la sensibilidad cutánea permanente o transitoria, y devolver equilibrio a la piel con la máxima tolerancia dérmica. Fórmulas con ingredientes de reconocida eficacia para atenuar los signos de sensibilidad y potenciar los sistemas de defensa esenciales de la piel, función barrera y microbiota, para fortalecerla frente a las agresiones externas.

¿Qué es la piel sensible?

La piel sensible es una condición cutánea que se caracteriza por reaccionar de forma desmesurada frente a los estímulos externos. Esta sensibilidad cutánea se identifica por varios signos y síntomas que pueden aparecer de forma permanente o transitoria, como son el enrojecimiento, la tendencia a la sequedad o incluso la descamación, picor e irritabilidad en la piel.

Con la finalidad de devolver el bienestar y la salud a este tipo de pieles, sensitive skin ayuda a equilibrar la microbiota cutánea para preservar la función barrera y la defensa frente a agentes patógenos. También cuenta con una acción antioxidante, que ofrece protección frente a los agentes externos a los que la piel se ve expuesta diariamente. Además, sus innovadoras fórmulas proporcionan una acción calmante, antirrojeces y reparadora.