Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

ULTRACONCENTRADOS

Biológicos 2.0

Ampollas de activos ultraconcentrados para cubrir las necesidades específicas de la piel.

Fórmulas ultraconcentradas de activos claves para dar solución a las diferentes necesidades de la piel. Tanto para completar un tratamiento en cabina como para enriquecer una rutina de cuidado en casa. Equilibran la barrera natural de la piel, microbiota,  para recuperar su salud.

POR QUÉ ES IMPORTANTE CUIDAR LA MICROBIOTA DE LA PIEL

Las bacterias que viven de forma natural y simbiótica sobre la piel se denominan “bacterias residentes”. Permanecen sobre la piel como una capa invisible, y junto con virus y hongos, conforman la microbiota residente de la piel. Cuando no presenta desequilibrios, contribuye a la buena salud de la piel y forma una barrera protectora. 

Por otra parte están las bacterias transitorias, que no residen en la piel de manera permanente, pero pueden entrar en contacto con esta desde el exterior. En ocasiones, estas bacterias transitorias pueden provocar problemas cutáneos o infecciones, por ejemplo. Cuando el microbiota de la piel está equibrada, las bacterias residentes protegen la piel de las transitorias como una barrera protectora biológica para combatir potenciales gérmenes perjudiciales. Para mantener la microbiota de la piel en un estado óptimo, es fundamental mantener el equilibrio natural del pH de la piel . 

PRODUCTOS

  • All Products
    •   Back
    • Basic/Bijin
    • Peeling Químico
    • Biológicos 5.0
    • Biológicos 2.0
    • C-Retinal
    • D·Skin
    • Neck Lift
    • Mask Colour
    • Eye Lift
    • MesoBB Glow
    • Hyalu·in
    • Plasma Skin·EGF
    • Hydra·Vacuum
    • Artificial Skin
    • Sangre de Dragón
    • Agekilling
    • Resilience
    • Diamond

Nivel natural del pH de la piel

El término “pH” significa “potencial de hidrógeno” y hace referencia a la actividad de iones de hidrógeno en una solución basada en agua. El nivel de pH de cualquier solución se mide en una escala numérica del 0 al 14, en la que el 7 se considera neutro. Cuando hablamos de la piel, la superficie y las capas más externas son naturalmente ácidas con un pH medio de 5.

El equilibrio del pH de la piel varía ligeramente en función de factores como el sexo, la edad y la parte del cuerpo. El pH de la piel juega un papel importante en su salud y es fundamental en la barrera protectora de la piel. Neutraliza los agentes agresores de naturaleza alcalina (como los tensioactivos agresivos), estimula el proceso de renovación de las células muertas de la piel (lo que se conoce como descamación) y crea el entorno óptimo para que el microbioma de la piel esté equilibrado.

Cuando el pH de la piel se altera, la función de barrera puede verse alterada. Se pierde más agua y la piel se reseca, por lo que es más sensible y susceptible a los irritantes externos.